Claves para controlar a los empleados que trabajan fuera de la oficina

Cómo controlar el trabajo a distancia

El teletrabajo o el trabajado a distancia se caracteriza porque el trabajador no se encuentra en las oficinas de la empresa. Antiguamente al no estar presente el empleado en su puesto de trabajo dificultaba comprobar si había cumplido con su jornada laboral, pero actualmente hay sistemas de control de fichajes que permiten saber si el empleado cumple con sus obligaciones.

Cómo controlar el trabajo a distancia

El trabajo a distancia es todavía un reto en muchos países, la desconfianza hacia los empleados es el primer factor y para subsanarla se están utilizando diferente herramientas o aplicaciones capaces de controlar los fichajes de los empleados a distancia.

Softwares de fichas a distancia

No podemos controlar las horas del trabajador a través de plantillas de control de horarios o horas trabajadas, ni tampoco con lectores de tarjetas o huella dactilar. La mejor solución son los programas de fichajes que incorporan geolocalización.

Cuando el empleado ficha a través de estos sistemas de control de presencia se geolocaliza la posición del empleado y se guarda en el sistema. Si el empleado está fuera de la empresa, por ejemplo en las oficinas de un cliente, se indicará la posición del empleado y sabremos si cumple su cometido.

También se puede establecer un perímetro de trabajo y si se ficha fuera de esta área creada salta un aviso. Así el responsable de Recursos Humanos comprueba el estado del empleado.

Definir el trabajo a distancia de los trabajadores

Una empresa que ofrece teletrabajo a sus empleados debe en primer lugar establecer las reglas que regulan la práctica. ¿Es teletrabajo trabajar en un tren cuando volvemos de un viaje de negocios? Antiguamente el teletrabajo solo se consideraba trabajar en casa, ahora los escenarios empresariales han abierto un abanico de posibilidades.



El empresario puede aplicar jornadas a distancia limitadas. Se puede limitar el trabajo a distancia para que el empleado acuda con cierta regularidad a la oficina para potenciar la conexión con el equipo y el feedback por parte de sus compañeros. Esto quiere decir que permite al trabajador trabajar a distancia por ejemplo 2 veces a la semana mientras que los otros 3 días debe acudir al trabajo. También se suele aplicar en horario de mañana o tarde, acude por las mañanas 4 horas y las otras 4 horas restantes las realiza en casa. Son muchos los escenarios posible, por eso la empresa y el trabajador tienen que pactar cómo será el teletrabajo.

Monitorizar el trabajo a distancia

Comprobar el fichaje de los empleados no es igual que analizar el trabajo que realiza los empleados cuando están trabajando fuera de la oficina. Será necesario comprobar la calidad del trabajo de los empleados que disfrutan de jornadas a distancia. Así podremos evaluar y saber si realmente es productiva esta práctica.

Se recomienda establecer protocolos de actuación del teletrabajo, ofrecer equipos a los trabajadores para que desempeñen su función fuera de la oficuna, abrir canales de comunicación a distancia, evaluar la progresión del trabajo o incentivar a los trabajados que se encuentran en esta situación con incentivos o cobros por objetivos.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No