¿Qué diferencia hay entre pagaré y letra de cambio?

Diferencias y similitudes entre pagare y letra de cambio

A veces, confundimos un documento financiero con otro y no sabemos cuál tenemos que utilizar. Esto suele pasar con el pagaré y la letra de cambio. Para conocer la diferencia entre ambos, lo primero que tenemos que saber es exactamente qué es cada uno de ellos.

Definición de pagaré y letra de cambio

La letra de cambio es una orden que da una persona a otra para que pague una cantidad de dinero a un tercero. Por ejemplo, supongamos que tenemos una deuda con la empresa A. Y, a su vez, la empresa B nos debe una cantidad. Pediremos a la empresa B que se la pague a la empresa A, en vez de a nosotros. Se suele utilizar frecuentemente, cuando tenemos deudas que cobrar a cierto plazo, y necesitamos dinero en efectivo. Entonces giramos letras de cambio a nuestros clientes para que le paguen la deuda a nuestro banco. Este último nos adelanta el dinero (deduciéndonos sus comisiones).



El pagaré por el contrario, es una promesa que hace alguien de pagarle a otra persona, una cantidad de dinero por cualquier motivo, como puede ser una compra de un local.

Principales diferencias entre pagaré y letra de cambio

Veamos a continuación las diferencias entre un documento financiero y otro.

  • Número de personas que intervienen. Es la diferencia principal. En la letra de cambio intervienen 3 personas: El girador (persona que da la orden), el girado (o aceptante, a quien se le da la orden) y el beneficiario (quien va a recibir el importe). En cambio, en el pagaré sólo existen dos personas: el girador (quien hace la promesa de pagar) y el beneficiario (quien va a recibir el importe).
  • Sin intereses. Otra diferencia entre pagaré y letra de cambio es que esta no tiene intereses, mientras que el pagaré sí.
  • Aceptación. En la letra de cambio el girado tiene que aceptar la letra de cambio para que esté obligado a efectuar el pago al beneficiario. Por el contrario, en el pagaré no hay que aceptar la deuda, ya que es el mismo deudor el que lo emite.

¿Conocías estas diferencias entre ambos documentos financieros?