3 claves para organizar el inventario de la empresa

Claves para la gestión de stock

Organizar nuestro inventario resulta fundamental para controlar en todo momento los productos en posesión de la empresa. Esta labor, como tantas otras relacionadas con la gestión y el mantenimiento del stock, apenas se valora dentro del marco empresarial. Sin embargo, igual que la limpieza del lugar de trabajo, optimizar el inventario de la empresa agiliza las operaciones.



No tener bien estructurado nuestro stock puede acarrearnos graves consecuencias, principalmente la ralentización de las transacciones y pérdidas financieras. Empresas punteras en su sector como Amazon gestionan su inventario de tal forma que pueden acceder fácilmente al producto deseado. Además, se desarrollan constantemente nuevas tecnologías que nos permiten un control directo y más rápido de nuestro inventario. Menos tiempo estructurando el inventario se traduce en más horas para atender las necesidades del negocio. Así pues, en este artículo analizaremos varias técnicas para organizar el inventario de la empresa.

Técnicas para ordenar el inventario de la empresa

Descubre las mejores claves para organizar el almacén de la empresa:

1. Equipo dedicado a la organización del inventario.

Una de las ventajas de tener un departamento específico para la gestión del stock es que la profesionalidad y la eficiencia están garantizadas. Para ello, deberemos seleccionar a personas cualificadas con experiencia y una enorme capacidad de organización. Pongamos el caso de alguien que no adopta medidas como el registro de la mercancía que entra y sale del almacén. Este error supone un descuadre del inventario que a su vez imposibilita una buena gestión empresarial. Se pueden evitar errores humanos si utilizamos un software que permita la automatización de procesos. Estos sistemas funcionan mediante captura de datos en planta y reducen los posibles errores al organizar el inventario de la empresa.

2. Estandarizar artículos.

Se trata simplemente de detallar qué productos y cuántas unidades tenemos a nuestra disposición. De esta forma evitaremos que un producto aparezca registrado dos veces. Para ello podemos emplear una base de datos que nos permita controlar en todo momento el inventario de la empresa. Esta base de datos se puede complementar con otras herramientas, como un buen sistema de seguridad o de chequeos periódicos. Uno de los métodos más habituales en la gestión de bases de datos es la llamada clasificación ABC. Este sistema clasifica los artículos en tres clases, según su valor e importancia (de más a menos relevantes para la empresa).

3. Fomentar la eficiencia.

Uno de los problemas que mayor impacto tiene sobre el almacén es el desorden. Para evitarlo, podemos recurrir al método de las 5S, creado por Toyota, que se desarrolla de la siguiente forma:

  • Seiri: traducido como “separar y clasificar”, nos obliga a deshacernos de todo aquello que no sea esencial para nuestro trabajo.
  • Seiton: significa “simplificar y ordenar”. Debemos establecer qué mercancías son fundamentales para colocarlas en un lugar de acceso fácil y rápido.
  • Seiso: se traduce como “suprimir la suciedad”.
  • Seiketsu: hace referencia a “señalizar las anomalías”, fomentando la estandarización de los procesos.
  • Shitsuke: literalmente, “seguir mejorando”.

Plantilla Control de Inventario con Dashboard

Ventajas de una buena gestión de inventario

Además de permitirnos administrar de forma correcta nuestro negocio, saber organizar el inventario de la empresa nos puede evitar los siguientes problemas:

  • Rotura de stock. Uno de los principales problemas relacionados con la gestión de inventario. Se produce cuando nuestro sistema nos indica que disponemos de más unidades de un producto de las que realmente tenemos en almacén. Si un cliente nos realiza un pedido y no podemos hacerle frente por falta de existencias, nos arriesgamos a perderlo.
  • Existencia de material estropeado. Las inspecciones periódicas pueden evitarnos algún que otro susto. Asimismo, nos aseguramos de aprovechar el espacio al máximo.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No