Técnicas de gestión del inventario de una empresa

Control de inventario empresarial

El inventario de una empresa es una parte fundamental de la gestión empresarial de cualquier tipo de negocio que contemple unidades de productos. Llevar su control y seguimiento a veces es difícil dependiendo de los movimientos que haya en la empresa. El inventario nos enseña el stock que tiene una empresa y existen técnicas de gestión del inventario muy buenas para no perder el ritmo. Un buen seguimiento del stock permite a la empresa saber el volumen de stock en el momento más preciso y más adecuado. Este control también garantiza que el capital no se ha inmovilizado inútilmente y protege la producción por si surgieran algunos problemas con la cadena de abastecimiento.

A continuación te daremos algunos consejos para llevar un mejor control del stock.

Tipos de stock empresariales

El stock engloba todo lo que tiene que ver con lo que utilizáis para fabricar un producto, para venderlos y también todo lo que sea bueno para sacarle provecho a vuestra empresa. Existen 4 tipos principales de stock, que son los siguientes:

  • las materias primas y demás componentes listos para utilizarlos.
  • el trabajo en curso, es decir, stock de bienes que no están terminados y están en pleno proceso.
  • los bienes que están terminados y listos para venderse.
  • la materia de oficina, lo consumible, como por ejemplo: papelería, combustible.

A partir del conocimiento de los diferentes tipos de stock, lo siguiente en conocer son las técnicas de gestión del inventario.

¿Cómo mejorar el control del inventario?

Existen técnicas que te ayudan a mejorar el control del inventario. Todas ellas tienen como fin ser eficaces para proporcionar la mayor información posible y con exactitud. Para controlar el stock de la empresa se recomienda utilizar diferentes herramientas especializadas en inventarios. Entre las más frecuentes y eficaces se encuentran las plantillas de control inventario, stock y cálculo pre-order que permiten conocer en tiempo real el estado del stock empresarial.

Una de las técnicas que podemos utilizar es identificar el nivel mínimo de stock. Esto consiste en identificar de forma general el nivel mínimo de stock y cuando los niveles lleguen a ese objetivo, tendréis que volver a pedir suministros. Otra técnica consiste en hacer una revisión diaria del stock y en cada una de las revisiones, se hace un pedido para llegar a los niveles deseados.



Por último, otra consiste en reducir los costes reduciendo los stocks al mínimo. Los artículos se entregarán cuando sea necesario y serán utilizados en el acto. Pero esta técnica conlleva un riesgo, y es el de ir al límite con el stock. Pero si vuestros proveedores no tienen ningún problema en entregaros mercancía conforme enviáis un pedido, entonces todo perfecto.

Gestionar el control del stock eficientemente

Hoy en día, existen muchas tareas administrativas asociadas al control del stock. Según el tamaño y la complejidad de vuestra empresa, este control lo puede llevar un controlador de stocks o un administrador. Pero para ello tendrá que conocer las técnicas de gestión del inventario convenientes para realizar esta tarea. Por razones de seguridad, es mejor que varios empleados sean los responsables del stock, para evitar problemas.

Los números tendrán que verificarse diariamente, a través de un programa, plantillas empresariales, o manualmente. Si los datos no cuadran, habrá que informar de inmediato a la empresa, porque puede ser un problema grave.

¿Qué nivel de stock es el aconsejable?

A ciencia cierta, no hay un dato concreto sobre este detalle. Todo dependerá del tipo de empresa, de su tamaño, y del tipo de stock. Lo más aconsejable es ir al día con el stock y obviamente no quedarte sin existencias. Un factor importante también es la rapidez, ya que de ella dependerá que se pida más rápido o al contrario. Pero como hemos dicho, todo depende de la empresa y sobre todo, de su tamaño.

Gestión de almacén 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No