¿Cómo cumplimentar el modelo 130 con un programa de facturación?

Sistemas de emisión de facturas

Desde la desaparición de los modelos impresos y la obligación de presentación electrónica del Modelo 130, numerosos programas de facturación, ya se realicen en la propia empresa o en la nube, recogen la posibilidad de cumplimentar el modelo 130 desde el propio programa de facturación, limitándose luego a presentar electrónicamente ante la AEAT el fichero generado.

Además, puesto que los datos necesarios se obtienen del propio programa de facturación, la cumplimentación del Modelo 130 resulta un mero trámite, evitándose emplear un tiempo extra en la configuración de cada modelo de impuesto.

Instrucciones para rellenar de manera efectiva el modelo 130

Sin perjuicio de las diferencias entre los distintos programas de facturación, lo más habitual es que exista alguna pestaña o apartado en el que se encuentran los modelos oficiales de impuestos que pueden liquidarse desde el programa de facturación, siendo el modelo 130 programa de facturación, uno de los más habituales.

Una vez elegido el modelo, que tratándose de emprendedores corresponderá, casi con toda seguridad, a la declaración trimestral, lo procedente será rellenar los datos de los distintos apartados. En cualquier caso, habrá que determinar en el desplegable el periodo que corresponde al modelo.

No aparecerán aquellos datos que ya son conocidos por el programa, como nuestros datos personales, pero sí otros que pueden variar respecto a los importes contabilizados.



Lo primero será determinar el importe de los ingresos computables y de los gastos deducibles, que bien puede salir directamente de contabilidad, o necesitará alguna pequeña alteración. Como, por ejemplo, la exclusión de algún gasto que hayamos contabilizado, pero que no sea deducible.

Por diferencia entre los anteriores obtendremos el rendimiento neto del periodo de que se trate. A partir de ahí se determina el 20 % del rendimiento neto.

También procederá incluir las cantidades a compensar de periodos anteriores, las retenciones o los ingresos a cuenta que se hayan ya practicado en el periodo sobre los ingresos computables. Y el resultado del pago fraccionado previo.

Una vez todo correcto, se genera el modelo en archivo adecuado para su presentación online.