¿Tributan las prestaciones por maternidad o paternidad?

Declaración de la renta siendo padres

Por todos es sabido que Hacienda siempre quiere su trozo del pastel, esto significa que si hemos obtenido ingresos por diferentes rentas tendremos que incluirlo en la declaración de la renta para así pagar los impuestos correspondientes. Pero no todos los ingresos que se incluyen en la declaración tributan igual, por eso hay que conocer la procedencia de la renta y saber cómo tributan.

Ventajas fiscales para los padres

Desde la renta de 2018, que se presenta en 2019, no tributan los ingresos obtenidos mediante la prestación por maternidad o paternidad. Hasta la fecha este ingreso tributaba y era obligatorio pagar los impuestos correspondientes como si de cualquier otro ingreso se tratara, pero es un cambio que ha adoptado la Agencia Tributaria y afecta a miles de contribuyentes.

Cuando una madre y un padre tienen un bebé pueden acogerse a la baja materna y paterna y recibir un salario procedente de la Seguridad Social. Tal y como sucede con la prestación por desempleo pagada por la Seguridad Social, se solía incluir dicho ingreso de dinero en la declaración de la renta, pero ya no ocurre así con la prestación por maternidad.

Además de no tributar por este ingreso también hay otras ventajas fiscales para los padres. Todos aquellos padres con niños pequeños con edades inferiores a 3 años pueden deducir hasta 1.200€ anuales por cada hijo nacido o adoptado. Además pueden solicitar el abono anticipado de la deducción presentando el modelo 140.



Además las familias numerosas pueden acogerse a otro tipo de deducción en la declaración de la renta, oscila entre los 1.200 y 2.400€ si la familia numerosa es de categoría especial. Asimismo la cuantía puede incrementarse en 600€ por cada hijo que exceda el mínimo de hijos exigido para las familias numerosas.

Como vemos ser padres tienen grandes ventajas fiscales, además de que no tributa la prestación por maternidad ofrecida por la Seguridad Social y disfrutar de diferentes deducciones por los hijos, también es posible deducir algunos gastos asociados con la propia familia. Por ejemplo los gastos procedentes de guarderías o centros de educación infantil gozan de 1.000€ de deducción.

Todas estas medidas son adoptadas por el Gobierno para potenciar la natalidad y brindar ventajas a los futuros papás.