Cómo controlar el absentismo laboral

Cómo controlar el absentismo de los empleados

El absentismo laboral es uno de los mayores problemas que una empresa presenta en su plantilla de trabajadores y que afecta directamente al rendimiento de trabajo, la rentabilidad y el cumplimiento de objetivos.

Realizar mediciones y controles, como el control de fichajes de los empleados, es esencial para poder seguir de cerca este problema, analizar sus causas y establecer una serie de medidas y estrategias para que no se produzca este hecho. Para ello, se puede realizar un plan de gestión del absentismo.

Características generales del plan de gestión del absentismo laboral

La aplicación de un plan de gestión de personal ayudará a determinar las causas del absentismo en una empresa y a establecer las medidas necesarias así como las soluciones. Reducir el absentismo laboral se puede conseguir con un plan de gestión.

Puede contener las siguientes funciones:

  • Analizar periódicamente los datos.
  • Detectar necesidades.
  • Analizar los casos significativos.
  • Diagnosticar y sacar conclusiones.
  • Realizar recomendaciones de medidas.
  • Supervisar la implantación de las medidas.
  • Formar e informar a los afectados.
  • Seguir el impacto de las medidas.

A grandes rasgos, este plan se encargaría de realizar informes estadísticos periódicos a partir de los cuales se elaboran los informes de análisis de datos de documentos de Recursos Humanos.



Tras haber realizado este plan de control del absentismo, se pueden aplicar varias acciones, por ejemplo:

  • Establecer las medidas de control de los trabajadores o gestión de empleados
  • Realizar formaciones para los directivos de gestión de recursos humanos.
  • Gestionar el absentismo por objetivos, explicando a cada empleado sus propios objetivos.
  • Ser flexible a la hora de establecer los objetivos, teniendo en cuenta la situación de cada trabajador.

Algunas técnicas de control de absentismo

Para poder gestionar y controlar el absentismo se pueden aplicar infinitas técnicas, dependiendo además del tipo de absentismo que se trate y de la situación del trabajador. Veamos algunos ejemplos de técnicas que se aplican:

  1. Para controlar el absentismo justificado por causas médicas, es conveniente gestionar y revisar los partes médicos y los partes de las mutuas, para poder analizar cuáles son las causas de ese tipo de absentismo y ver si la empresa puede intervenir para reducirlos.
  2. Respecto al absentismo injustificado sobre el horario de trabajo, es decir, llegar tarde o salir antes del horario establecido, se puede controlar con fichas de acceso al edificio y realizar un control de fichajes de los empleados. También se puede controlar sabiendo a qué hora un trabajador enciende o apaga el ordenador.
  3. Si se trata de un absentismo presencial por uso personal de internet, teléfono o correo electrónico, se puede establecer una política y una cláusula específica en los contratos de trabajo, informado sobre ello.
  4. La empresa también puede establecer medidas para limitar el acceso a internet y a otras herramientas o materiales.

Por otro lado, pueden aplicarse técnicas de motivación, como son la flexibilidad horaria o establecer una política de asistencia sanitaria propia a la empresa.

El uso de plantillas en el control del absentismo

Para poder controlar el absentismo, una empresa puede utilizar una serie de plantillas profesionales, cada una con la información específica que se esté analizando. Por ejemplo, pueden utilizarse plantillas de control de horarios y horas trabajadas, fechas de los partes médicos o el tiempo que un trabajador pasa en Internet. También puedes incluir datos como el grado de repetición del absentismo, la duración de los episodios de ausencia o los costes económicos perjudiciales para la empresa.

Usar plantillas para controlar el absentismo laboral ayuda a analizar las causas de la situación y a establecer tanto las medidas como los objetivos y estrategias específicas para cada tipo de situación.

En definitiva, realizar un buen plan de gestión de absentismo aumenta la rentabilidad de una empresa, ayuda a conseguir los objetivos profesionales y económicos y crea un buen ambiente de trabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No