Cómo reducir el absentismo laboral

Absentismo de los empleados

Controlar el absentismo laboral en una empresa es esencial para que la productividad no disminuya ni aumenten los costes tanto directos como indirectos. El absentismo es el número  de horas o jornadas no trabajadas o cuya eficacia de trabajo está por debajo de la media. Aparte del control de fichajes de los empleados, una empresa puede reducir el absentismo laboral aplicando diferentes técnicas y estrategias.

Estrategias para reducir el absentismo laboral en las empresas

En este post te damos algunos consejos pare que los puedas aplicar, disminuir los tipos de absentismo laboral y aumentar la felicidad de tus trabajadores.

La flexibilización de los horarios

Esta medida es muy efectiva a la hora de reducir el absentismo. Flexibilizar los horarios de trabajo va a permitir al trabajador adaptar su horario de trabajo a su vida personal. Es una medida muy importante sobre todo para los empleados que sean padres, ya que ayuda a la conciliación familiar. Aparte, si un trabajador tiene que salir antes porque necesita ir al médico, no hará falta pedir un permiso, por lo que ahorra los trámites de petición de permisos.



También se pueden hacer reducciones de horarios, como por ejemplo, salir antes los viernes e instaurar jornadas intensivas en verano. Esto ayuda a motivar a los empleados y trabajarán más eficientes.

Crear un sistema de bonificaciones

Esta técnica consiste en ofrecer bonificaciones a los trabajadores que tengan poco absentismo. Así, en lugar de aplicar sanciones, que sería negativo para tu fuerza laboral, estarías premiando a los trabajadores eficaces, lo que motivaría a todo el equipo a intentar reducir el absentismo laboral.

La implementación de programas para ausencias y bajas

Instalar un programa o plantilla de control de ausencias y petición de bajas ahorra tiempo para establecer algún tipo de medida. Cada trabajador puede gestionar sus propias peticiones y desde el departamento de recursos humanos se puede saber la información con bastante antelación, lo que supone evitar malas situaciones y malentendidos. Además, si se necesitan documentos para justificar una baja o una ausencia, se puede enviar rápidamente a través del programa sin necesidad de tener documentos de recursos humanos impresos.

Los programas de bienestar

La salud y el estado emocional en el trabajo es una de las causas por las que los empleados faltan al trabajo. Por eso, desde la empresa se pueden instaurar programas de salud y de bienestar emocional, para que los trabajadores trabajen seguros y felices. Realizar cursos sobre prevención de riesgos laboral, charlas sobre el estrés laboral y cómo controlarlo o incluso ofrecer clases de yoga o Pilates son algunas de las técnicas que muchas empresas aplican para crear un buen ambiente de trabajo.

La motivación del personal

La comunicación es esencial para entender a tus empleados. Por ello, realizar reuniones distendidas es importante para saber qué piensan tus trabajadores y cómo se sienten. Hacer sentir a un empleado que forma parte de los objetivos de la empresa ayuda a motivar su esfuerzo y su participación. Además, el reconocimiento de sus logros y sus ideas también eleva la felicidad del trabajador y pensará que forma parte de algo y que es imprescindible.

Otras técnicas y consejos

Otras técnica a tener en cuenta son:

  • Ofrecer programas de formación para los empleados.
  • Realizar programas y actividades en grupo, o días de convivencia para que “relajar” el ambiente y que los empleados se conozcan en un ambiente fuera del ámbito laboral.
  • Hacer del trabajo un juego aplicando por ejemplo, un sistema de objetivos semanales y bonificando a aquellos que los consigan.
  • Asignar nuevas responsabilidades.
  • Promover la participación en todos sus aspectos.

Como conclusión, aplicar medidas preventivas y de bonificación ayuda mejor a reducir el absentismo laboral y a reforzar el equipo de trabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No