¿Una empresa española puede facturar en dólares a otra empresa española?

Facturas en otra divisa en España

Cuando facturamos en otra moneda estamos emitiendo una factura multidivisa, las divisas son las monedas que se utilizan en el comercio exterior cuando se produce el intercambio de bienes y mercancías, las más habituales son el dólar, el yen, la libra esterlina o el franco suizo. La principal característica de la facturación en divisas es que el valor de la misma fluctúa según el valor que tiene la moneda en cada momento.

Es muy común facturar en otras divisas cuando trabajamos con proveedores y clientes extranjeros. En el intercambio internacional hay que establecer la moneda con que facturaremos, puede ser la moneda que utiliza la empresa de origen o la de destino. Si se escoge la moneda de la empresa de destino tendremos que indicar el código de la moneda debido a que no es la nuestra. También habrá que tener en cuenta el pago de impuestos, si es un cliente de la Unión Europea se aplica el IVA intracomunitario pero si es de fuer estarán exentos de impuestos.

Usar la factura multidivisa entre empresas españolas

Pero, ¿es posible facturar en otra divisa a una empresa de nuestro propio país? Según el Plan General Contable en la norma 11ª es posible llevar la contabilidad del negocio en otra moneda distinta a la que se paga los impuestos. Esto significa que si somos una empresa española y queremos emitir las facturas en dólares podemos hacerlo. Las facturas pueden emitirse en la divisa que consideremos, pero las cuentas anuales se presentarán siempre en la moneda del país donde se tributa.



Si emitimos las facturas en otra divisa hay que tener en cuenta:

  • Cambio de moneda: Cuando registremos la factura en dólares tendremos que tener en cuenta el valor de la moneda con respecto a la moneda de referencia del país de origen, en este caso el euro.
  • La fecha. Además se tiene en cuenta cuánto valía el dólar el día de emisión de la factura. Debido a que los valores varían todos los días es aconsejable consultar en el Banco de España el precio exacto del euro y el dolar, o acudir a un conversor de euro-dólar.

En resumen, es posible emitir la factura en otras divisas siempre que se indique el código de la divisa en la propia factura y después se anote el gasto en los documentos contables en la moneda con que se pagan los impuestos.