La factura de abono y la factura rectificativa ¿son lo mismo?

Factura rectificativa y la factura de abono

La rectificación de una factura no implica la anulación de la misma. Sino que se trata de una corrección. De hecho esta recibe un nombre. La factura de abono es la denominación con la que se la conoce comúnmente. También se le denomina factura rectificativa.

Es un tipo de factura que se usa para rectificar una factura previa pero que contiene algún error en los datos. Normalmente, este error suele ser por datos en el proveedor o en el cliente, el número de serie o alguna cantidad equivocada, etc.

Pero entonces, ¿qué diferencia hay entre factura de abono y factura rectificativa? Prácticamente se llama de los dos modos a una factura a la que hemos tenido que corregir algún tipo de dato. Eso sí, la factura rectificativa tiene su propia serie independiente de las facturas normales. Además, en ella se debe de indicar el motivo por la que se realiza dicha rectificación.



Veamos a continuación que diferencia existe entre factura de abono y rectificativa.

Factura de abono y factura rectificativa

Si tuviéramos que hacer una diferencia entre factura de abono y rectificativa, podríamos establecer las siguientes distinciones entre ambos tipos de factura. Aunque, recordemos, con el nuevo reglamento se usen indistintamente:

  • Las facturas rectificativas no existen antes de 2013. Hasta entonces cuando había un error en una factura, lo que se hacía era emitir otra factura al cliente restando los importes necesarios para ajustar la equivocación.
  • De la diferencia cronológica anterior extraemos una segunda distinción. Esta es la siguiente: podríamos decir que las facturas de abono son facturas rectificativas con importe negativo. Por su parte, las facturas rectificativas tienen importe positivo. Pero recordemos que a partir de 2013 la normativa cambia y las facturas de abono pasan a ser rectificativas.
  • Comodidad. En general, es más fácil hacer una factura de abono que una rectificativa, sobre todo, en los casos de devolución de la mercancía. Descubre en este artículo las partes de la factura de abono.
  • Rappels de ventas a los clientes. Esto es cuando hacemos descuentos a un cliente según su volumen del pedido, aquí es obligatorio usar facturas de abono. No tiene que ir asociado a una factura en concreto y se puede aplicar a final de mes o de trimestre.
  • Envío de factura errónea. En el caso que ya hayamos emitido y enviado una factura al cliente y ésta tiene los datos del proveedor, cliente o factura incorrectos. Aquí es obligatorio el envío de una factura rectificativa.
  • Importe incorrecto. Cuando el error está en el importe es más recomendable realizar una factura de abono con la diferencia. Sin embargo, puede darse el caso de que la equivocación esté en los datos. Por ejemplo, el error puede estar en los datos del proveedor, en los datos del cliente como el CIF o en los datos de la factura, en el número de factura o fecha. En este casi sí sería necesario hacer una factura rectificativa.
  • Referencia a una factura. Con la factura de abono no era necesario hacer mención a la factura original. Con el cambio de legislación, sí hay que hacerla. Deberemos añadir datos como el número, fecha, etc. De esta manera, se facilita la tarea en el departamento de contabilidad con vistas a efectuar la revisión de la facturación.

Debemos tener en cuenta que desde que entró en funcionamiento el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, no podemos anular ninguna factura para volver a emitir otra con la misma operación.

Deberemos echar mano de la factura rectificativa o factura de abono. Aunque a priori existe alguna diferencia entre factura de abono y rectificativa, en la práctica se utiliza la misma denominación indistintamente.

Como podrás observar en el día a día de tu empresa, la factura de abono o rectificativa es una herramienta imprescindible para llevar a buen puerto la facturación. Esto es debido a que nos permite subsanar los errores las facturas. De este modo, estas últimas podrán ser válidas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No