¿Me interesa la financiación mediante crowdlending?

Crowdlending

Para saber si te conviene la financiación crowdlending debemos definir primero en qué consiste. Ese tipo de financiación empresarial facilita a los usuarios invertir o conseguir financiación a través de esta plataforma.  En ella, los distintos inversores seleccionan los proyectos donde van a aportar el dinero para conseguir rentabilidad, y las personas que buscan financiación la obtienen, pagando un interés.

Además, todas estas operaciones se realizan vía online y sin la necesidad de que medie ningún tipo de entidad bancaria, por ello se considera un tipo de financiación sin aval.

Por tanto, podemos decir que las plataformas crowdlending se basan en la colaboración de muchos pequeños inversores que aporta una cuantía económica aquellos proyectos que les interesan, en vez de un banco. En la actualidad, este tipo de colaboración ha llegado tanto empresas como a bancos.

Muchos usuarios confunden la financiación mediante crowdfunding con el crowdlending, pero son dos sistemas diferentes. Mientras la primera es posible que el inversor se quede parte del negocio a cambio de invertir, en la segunda se actúa como un préstamo donde el dinero invertido será devuelto íntegramente.

El crowlending es un préstamo financiado con capital privado

Proceso de crowlending

El proceso para conseguir la financiación que se necesita la empresa es la siguiente:

  • Una compañía solicita financiación a la plataforma.
  • Se analizará el perfil de la empresa y cuál es el nivel de riesgo.
  • En función de este nivel se le aplicará un interés que habrá que pagar por el préstamo.
  • Este préstamo se publicará en el Marketplace.
  • Los inversores que se han registrado la plataforma podrán seleccionar aquel préstamo que más le interese.
  • Hasta que la empresa recaude todo el dinero solicitado, no se le hace entrega del préstamo.
  • Por último, los inversores recuperan su dinero más un interés o rentabilidad concluido el plazo establecido.

Ventajas y desventajas de la financiación crowlending

¿Es aconsejable solicitar financiación mediante crowlending? ¿Es apropiado financiar proyectos con esta técnica? Vamos a verlo

Desde el punto de vista del inversor:

  • Rentabilidad. Es básicamente el punto fuerte de este tipo de inversión.
  • Seguridad y solvencia. Antes de determinar los préstamos se realiza un análisis exhaustivo de la solvencia de las empresas solicitantes.
  • Liquidez. Es la opción de recuperar inmediatamente tu inversión en el caso de que quieras deshacerte de esta.

Desde el punto de vista del financiado:

  • Un ahorro de tiempo y costos financieros.
  • Rapidez a la hora de la obtención y tramitación de la financiación.
  • Flexibilidad en el plazo de las devoluciones.

Sin embargo no todo son ventajas, también existen algunas desventajas, por ejemplo es posible que no consigamos el total de la cantidad solicitada en el préstamo. La empresa de crowdlending no garantiza que se preste el 100% de la cantidad que se ha pedido. Aunque sí da la opción de que la empresa solicitante acceda al dinero recaudado, aunque no sea lo que ha pedido.



Capital semilla

AB Visual Arts || Shutterstock

¿Quién puede invertir en plataformas de crowdlending?

En ese tipo de plataformas pueden invertir cualquier tipo de empresa o persona que lo desee. Asimismo, tanto la persona física como la jurídica podrá elegir convertirse en inversor en una o diversas plataformas de crowdlending.

Una vez se haya decidido en que plataforma invertir, simplemente la empresa o la persona física deberá crearse una cuenta en dicha plataforma y traspasar la cantidad económica que se desee invertir, así como los proyectos en los que se quiera aportar dinero. Sin embargo, debemos de tener en cuenta que existe un límite de la cantidad que podremos aportar. Esto está regulado por ley en la que se distingue entre inversores acreditados y no acreditados.

Se entiende por inversor no acreditado aquellos inversores particulares y que no sean profesionales del sector. La limitación para ese tipo inversor es de 3.000 euros por proyecto y un tope de anual de hasta 10.000 euros sumando todas las plataformas de crowdlending en las que se participe. Igualmente, no podrá participar en aquellos proyectos que superen los dos millones de euros. Con esta limitación no que se pretende es que el inversor no profesional no corra demasiados riesgos.

En cuanto a los inversores acreditados, estos son profesionales y han de cumplir una serie de requisitos. No tiene ningún tipo de límite en la cantidad a invertir por proyecto. Por otro lado, los proyectos, en los que decidan ser parte financiera, podrán ser de hasta cinco millones de euros.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No