¿Cómo se calcula el ratio de cobertura de las entidades financieras?

como se calcula ratio cobertura entidades financieras
Plantilla balance generalVer plantilla premium

El RCI o ratio de cobertura de intereses es un índice que se utiliza para evaluar el equilibrio de los flujos de caja generados por una empresa cuando atiende sus obligaciones financieras. Dicho de otro modo, se utiliza para conocer el grado de apalancamiento financiero de una empresa. Asimismo, nos va a indicar si la compañía posee más capacidad de endeudamiento.

Se suele incluir en las presentaciones de resultados, así como una obligación financiera de multitud de préstamos. De este modo, si se incumple nos avisa para poder aplicar la amortización anticipada.

Es por ello que el ratio de cobertura se contempla como una fórmula de protección ante posibles problemas futuros. Es un indicador muy utilizado para conocer la calidad crediticia de las compañías y su estado financiero.

Cómo calcular el ratio de cobertura

El cálculo de ratio cobertura nos va a ayudar a prever futuros problemas. Como ya hemos comentado con anterioridad, va a determinar si la compañía tiene la capacidad de cumplir con las obligaciones y de soportar situaciones adversas durante el desarrollo de su actividad.

En el caso de las entidades financieras este ratio indica el nivel de protección con el que cuentan dichas entidades. También hace referencia al porcentaje de créditos morosos cubiertos por las provisiones de los bancos.



Se suele representar en un porcentaje que se quiere mediante la división del volumen de fondos de previsión entre el volumen de créditos dudosos.

Ratio de cobertura = volumen de fondos de provisión / volumen de créditos dudosos

Estos fondos de provisión pueden ser derivados de riesgos concretos o generados por la financiación concedida.

Cálculo del ratio en base a sus modalidades

Existen diferentes modos de calcular el ratio de cobertura. Este cálculo puede ser en función de la casuística de cada empresa, de los dividendos, del EBITDA, etc. En lo que se refiere a la parte del gasto, lo podemos encontrar como intereses o como servicio de deuda (intereses+y amortizaciones).

Cobertura servicio de la deuda

Se utiliza para evaluar si se cuenta con la suficiente liquidez para afrontar el pago de intereses y amortización de deuda. Se trata de una visión contable. Así, sabemos si la empresa genera lo suficiente para hacer frente al pago de sus acreedores financieros. La fórmula sería la siguiente:

Resultado antes de intereses e impuestos / (gastos financieros + amortización deuda)

Esta fórmula no se suele emplear porque no refleja los flujos de caja. Esto quiere decir que puede darse la posibilidad de que podríamos llegar a no tener recursos suficientes para pagar. De ahí que sea importante buscar otra alternativa que refleje el flujo de caja que se haya generado.

EBITDA

Son las siglas correspondientes a Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization o lo que en castellano se podría traducir como ganancias antes de las depreciaciones y amortizaciones.

Flujo de caja disponible

Aquí se tienen en cuenta los recursos previos de la compañía. Se puede dar el caso de que sólo miramos en un único año, y justo en ese hemos tenido déficit. Por lo que podríamos pensar que no contamos con los recursos suficientes. No obstante, puede suceder que en años anteriores hubiera un superávit, con lo cual no tendríamos ese problema de falta de recursos.

Dividendos e intereses

Cuando las empresas cuentan con ingresos que provienen de dividendos es la de utiliza un ratio parecido con la siguiente fórmula:

Dividendos en cash / Intereses de la deuda

De este modo, se aparta las operaciones extraordinarias que ocurren en la actividad normal de la empresa.

Como puedes imaginar, es bastante difícil establecer un nivel óptimo este ratio para cada tipo de compañía. Esto dependerá del sector, de las características de la empresa, del entorno, etc.

 

Bibliografía

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Plantilla balance general

Plantilla Análisis de Balance de Situación

Os presentamos la plantilla empresarial con la que hacer el análisis financiero de la empresa, podrás analizar el balance de situación y tomar las medidas necesarias para el negocio. Sigue el esquema del balance marcado por el Plan General de Contabilidad, incluyendo todas las cuentas contables. Al introducir los datos obtendremos diferentes análisis contables como es el vertical y el horizontal. Así como el cálculo de los principales ratios financieros para conocer la liquidez, endeudamiento y rentabilidad. Incluye un dashboard de gráficos para visualizar la situación patrimonial de la empresa, esta plantilla actúa como una fotografía contable del negocio. Además, dispone de dos informes contables listos para ser impresos.Saber más

47,36$ 26,21$ Sin impuestosAñadir al carrito