Pautas para declarar los ingresos de Airbnb

Declaración de impuestos en Airbnb

¿Sabías que más de 60 millones de viajeros ya han disfrutado de alojamientos en Airbnb? Se trata de un alternativa a los hoteles que está triunfando entre los viajeros. Pisos completos, habitaciones privadas,... Airbnb pone en contacto a anfitriones que ofrecen su vivienda con los viajeros que buscan hospedaje. La economía colaborativa permite a particulares obtener dinero extra al intercambiar bienes con otros particulares, en este caso al alquiler de nuestra propia vivienda, pero tenemos que saber que los beneficios obtenidos por Airbnb tienen que ser declarados en la renta.

Si alquilamos un inmueble tenemos que incluir los beneficios en la declaración de la renta, tanto si se realiza por el método habitual como si el alquiler se produce por Airbnb. Hacienda quiere su parte del pastel, por eso cuando obtenemos ingresos extras derivados del alquiler de nuestro vivienda tenemos que incluirlos en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Vamos a ver cómo tributan los ingresos obtenidos por Airbnb.

Cómo tributan los beneficios obtenidos mediante Airbnb

Antes de abrir una cuenta como anfitrión en Airbnb y anunciar tu casa tienes que saber que Hacienda investiga el alquiler de pisos turísticos para que todo el mundo declare los ingresos correctamente. En 2017 la Agencia Tributaria informó a 136.600 usuarios de su deber de incluir en la declaración de impuestos las ganancias derivadas de Airbnb. Los ingresos se declaran a través del IRPF como haríamos con el alquiler tradicional, pero si nos convertimos en anfitriones recurrentes es posible que tengamos que darnos de alta como autónomos para recaudar el IVA de las transacciones económicas.

El tratamiento fiscal que recibe el alquiler por Airbnb es el mismo que sigue una persona física que dispone de una vivienda en alquiler.  La diferencia entre los diferentes alquileres radica en el propio funcionamiento del alquiler, la duración y la variedad de inquilinos. Mientras que en el alquiler tradicional hay un único inquilino durante 12 meses, en el alquiler por Airbnb es posible que haya varios inquilinos en periodos diferentes. A la hora de declararlo tenemos que conocer cuál es la suma total de ingresos obtenidos en Airbnb. Podemos descargar las facturas de Airbnb para conocer el ingreso total realizado durante el año.

Lo que declaramos a Hacienda por Airbnb son los beneficios netos obtenidos, y para ello es necesario tener en cuenta los gastos deducibles. ¿Qué gastos se pueden deducir en Airbnb? Todos aquellos derivados del mantenimiento del hogar así como los intereses del préstamo, el IBI o tasas de basura, gastos de comunidad de vecinos, seguros, limpieza, etc. No es posible deducir los gastos derivados de siniestros que disminuyen el valor del patrimonio, ni tampoco las cantidades invertidas en mejorar la vivienda.

Cómo se facturan los servicios de limpieza

Una vez hemos calculado el beneficio neto tenemos que declararlo en la renta del año correspondiente. Se declaran los ingresos de Airbnb en la renta del anfitrión, los huéspedes no tributan. En la declaración se añade el ingreso como rendimiento de capital inmobiliario, en la sección C (Modelo 100) se anotan los beneficios obtenidos por la renta del inmueble.



Los rendimientos de alquileres tributan a partir de los 1.000€. Si la vivienda es compartida se divide las ganancias en partes iguales y se declara solo el beneficio correspondiente.

Alquilar legalmente una vivienda por Airbnb

Además de declarar los ingresos obtenidos por Airbnb también es necesario cumplir con la normativa vigente en cada Comunidad Autónoma. Actualmente el alquiler vacacional está regulado desde las diferentes regiones autónomas y por eso la legislación varía en función de la localidad donde se encuentre el inmueble.

Algo que tienen en común las diferentes comunidades es la obligatoriedad del propietario del inmueble de registrar la vivienda en el registro de Pisos turísticos de la Comunidad Autónoma. También se solicita que el inmueble disponga de certificado energético que acredite el consumo de energía de la vivienda.

Por ello, para alquilar legalmente la vivienda por Airbnb es necesario consultar la normativa de la Comunidad Autónoma y saber qué requisitos legales tiene, por ejemplo en las Islas Canarias es necesario contar con la autorización de la Comunidad de Propietarios.

La información aportada en este artículo es de carácter informativo, si tienes dudas a la hora de declarar los ingresos de Airbnb lo ideal es acudir a un Asistente Legal que sea especialista en arrendamientos. El asesoramiento jurídico es imprescindible si no dominamos el tema.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No