Ventajas y desventajas del factoring

Ventajas del factoring

El factoring es un sistema de financiamiento de las empresas. Les permite tener liquidez ya que según terminan un trabajo cobran el importe de este. Para ello se hace un contrato con una entidad financiera o bancaria que a cambio de una comisión se encarga del cobro de las facturas a los clientes.



La ventaja de este sistema de pago es la inmediatez. De esta manera, las empresas siempre tienen liquidez. Debemos recordar que las facturas tienen un plazo para su cobro de 30, 60 o 90 días. Así que este método es muy interesante para empresas grandes y para PYMES, aunque las primeras son las que más suelen utilizarlo.

Ventajas del factoring

Entre las ventajas están:

  • La empresa no tiene que esperar hasta la fecha fijada en la factura para el cobro de la misma. Tampoco necesita recibir el pagaré del cliente. Esto es debido a que una entidad financiera es la encargada del anticipo de facturas.
  • Al tener liquidez por el cobro anticipado de las facturas ya no es necesario acudir al descuento comercial.
    La compañía no asume el riesgo en caso de que el cliente no pague. Esto ocurre sólo si es factoring sin recurso. Cuando el cliente acusa falta de liquidez es la entidad financiera la que se encarga de los trámites para el cobro.
  • Es la entidad financiera o banco quien asume el riesgo de cambio, si hemos emitido una factura en una moneda extranjera.
  • La empresa no gestiona el cobro de las facturas. Esto lo hace la entidad financiera a quien se le ha cedido la potestad de dicho cobro. Sin embargo, esto no quiere decir que nuestro negocio se desvincule totalmente de la facturación, en caso de utilizar este sistema de anticipo de facturas.
  • En relación con la última ventaja, la empresa ahorra tiempo en la supervisión y organización de la contabilidad de ventas. Asimismo, simplifica la contabilidad ya que solo pasa a tener un único cliente y que paga al contado.

Desventajas del factoring

Pero el factoring también tiene desventajas. Algunas de los inconvenientes en la financiación de facturas mediante factoring son:

  • Alta comisión de las entidades de factoring. Esto hace que las empresas corran el peligro de hipotecar su continuidad, sobre todo en el caso de pequeñas o medianas empresas. A no ser que la empresa esté agregando en su producto o servicio este coste financiero. De ahí que se utilice el factoring en aquellos productos con márgenes altos.
  • En factoring con recurso perderemos dinero ya que nos sale más barato que el cliente no pague cuando este no tiene liquidez. Esto es debido a que deberemos pagar su correspondiente comisión aunque el cliente no haya abonado la factura. Por tanto, si un cliente no paga la factura, la empresa podría tener serios problemas en el caso de factoring con recurso.
  • En ocasiones las entidades de factoring siguen un criterio a la hora de evaluar el riesgo de los diferentes compradores. Por ejemplo, a veces se da el caso de que estas entidades financieras solo aceptan clientes solventes porque suponen un menor esfuerzo administrativo.
  • Inconvenientes para nuestros clientes a la hora de fraccionar el pago.
  • Necesidad de una rigurosa administración financiera. Como hemos visto este sistema permite cobrar en forma de anticipo de facturas. Pero se ha de administrar sabiamente. Esto es debido a que junto con la rápida liquidez se corre el peligro de juntar muchas obligaciones. Esto es peligroso si la empresa no cuenta con los recursos para responder a estas. En definitiva, una empresa no puede basarse en el factoring.
  • Otra desventaja es que la entidad puede no aceptar toda la documentación presentada por el cliente.
  • No pueden acogerse a este sistema de anticipo de facturas aquellas operaciones a largo plazo que superen los 180 días. Tampoco podrán utilizar este método aquellas operaciones que estén relacionadas con productos perecederos.

¿Qué diferencia hay entre anticipo de facturas y factoring?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No