Características de las sociedades cooperativas de facturación

Cómo funciona una cooperativa de facturación

Si estás empezando con tu negocio, no tienes muchos ingresos o tienes trabajos esporádicos una de las alternativas es facturar por cooperativas de trabajo.

No hay que confundir estas sociedades cooperativas de facturación con las empresas que se organizan como cooperativa, como forma jurídica de la empresa. Las cooperativas de facturación no funcionan como comerciales de tu proyecto.

Date cuenta que gestionan varios sectores y cada uno tiene una necesidad diferente. Tampoco participas de los beneficios que consiga la cooperativa de facturación. Las cooperativas de facturación se dedican a la facilitarte la facturación de las facturas que tú generes.



Una vez que tenemos clara esta cuestión vamos a analizar las características que poseen estas sociedades cooperativas de facturación:

  • Todas ellas son plataformas mediante las que puedes facturar sin tener que estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).
  • Facturan para ciertos colectivos o sectores. Normalmente vinculados a actividades culturales. Como pueden ser: músicos, periodistas, diseñadores. Antes de decidirte por una comprueba si tu sector cumple los requisitos.
  • Algunas dan cobertura tanto a nivel nacional como internacional. Comprueba bien esto en el caso de que realices trabajos o proyectos para otros países.
  • Incluyen servicios de asesoría laboral y legal. Para que no te tengas que preocupar de nada más que de sacar tu proyecto adelante.
  • Hacen gestiones de facturación y cobro. Aun así para facturar por cooperativas de trabajo debes presentarles un documento para ellos encargarse de la facturación. Es por eso que, para hacértelo más fácil, incluso algunas te facilitan modelos de contratos para la prestación de servicios.
  •  Gestionan el alta en la seguridad social. Cotizarás el tiempo que hayas trabajado. Pero para acceder a este servicio habrás de pagar la cuota de ingreso en la cooperativa de facturación como socio. Más adelante, describiremos qué pagos hay que realizar en estas cooperativas como socio de las mismas.
  • Garantizan el cobro de las facturas. Uno de los principales problemas con los que se encuentran los freelances es que algunos clientes no pagan. El reclamo de cobros supone un desgaste de energía y pérdida de tiempo que podrían emplearlo en buscar otro proyecto. Las cooperativas de facturación se encargan de esas garantías de cobro. A estas empresas también les interesa cobrar, ya que de esa factura ellas se llevan su correspondiente comisión. En este artículo puedes ampliar el tema sobre cómo emitir una factura con una cooperativa de trabajo asociado.
  • Asesoramiento y promoción para el emprendimiento. Algunas elaboran planes de empresa, análisis de viabilidad, incluso buscan financiación para tu proyecto empresarial.
  • Asesoramiento técnico, financiación, contratación de seguros individuales, responsabilidad civil o logística. Algunas actividades como la organización y producción de eventos requieren de una gestión adecuada para su buen término los espectáculos públicos o actividades recreativas.
  • Capital inicial. Para formar parte de la cooperativa hay un requisito que es dar un depósito que ellos denominan aportación de capital inicial. Este último te será devuelto íntegramente al darte de baja. Pero ten en cuenta que algunas tienen un contrato de permanencia que puede oscilar entre 2 y 7 años. Si decides irte antes te abonarán una sola parte de ese depósito.

Costes al facturar por cooperativas de trabajo

Al decidir facturar por cooperativas de trabajo, tienes que tener presente que hay una serie de costes que has de ir abonando:

  • Algunas de las cooperativas no cobran cuota al mes, pero otras sí. Éste puede ser de unos 6€ mensuales.
  • Otro gasto a tener en cuenta son los gastos de gestión por la realización de facturas. El precio de dicha gestión suele ser de 1€. Otras prefieren un porcentaje de lo cobrado. Suele oscilar entre el 4% y el 6%.
  • Depósito inicial. Como comentábamos con anterioridad, las sociedades cuentan con un depósito o capital de participación (como lo llaman algunas de estas empresas). También hay un depósito cuando te das de alta. Éste suele variar.  En algunas cooperativas piden unos 20€, otras 80€ o incluso 100€.

Es importante que tengas todas estas cuestiones claras, antes de decantarte por facturar por cooperativas de trabajo.

 

ACTUALIZACIÓN 1/09/2017: El Ministerio de Empleo persigue desde hace unos meses las cooperativas de trabajo asociado utilizadas para realizar facturas y evitar el pago de los gastos de autónomo, también llamadas "cooperativas de facturación". Ya son varias las cooperativas que han cerrado por este motivo y muchos de los socios que facturaban con este método están recibiendo sanciones por parte de Hacienda en las que se exige el pago de las cotizaciones como autónomo no realizadas hasta el momento. Si eres un afectado, o vas a utilizar alguno de estos métodos, te recomendamos que busques asesoramiento legal.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No