4 consejos para facturar un trabajo de diseño gráfico

Facturar siendo diseñador gráfico

El diseño gráfico es un tipo de trabajo muy creativo. Se desarrollan marcas de empresa, manuales corporativos, carteles, flyers, tarjetas de visita, etc. En el definitiva, todos aquellos materiales que sirven de envoltorio a una marca. Uno de los principales problemas que se le plantea un diseñador gráfico es a la hora de facturar.

Si se forma parte de una plantilla en una empresa los ingresos vendrán reflejados por una nómina, por lo que no hay que preocuparse por la generación de facturas. Sin embargo, cada vez es más habitual que este tipo de profesionales trabajen por su cuenta, es decir, como freelance o autónomos. Si este es tu caso, presta atención, vamos a ver cómo se factura esta profesión.

¿Cómo facturar siendo diseñador gráfico?

Antes de nada aclarar que los trabajos remunerados se facturan porque, o bien la persona se ha dado de alta como autónomo, o bien utiliza una cooperativa de facturación. Pero toda factura se emite siempre siguiendo la legislación de cada momento.

Como autónomo

Por lo general, aquellos que son sus propios jefes trabajan normalmente desde casa o en una oficina-estudio compartida (coworking).  Asimismo, la mayoría facturan como autónomo. Para esto se dan de alta en la RETA.

Aunque si estás empezando aún no tendrás los ingresos suficientes para hacer frente al gasto que supone el pago mensual de autónomos. Lo bueno es que hoy en día existen ayudas para aquellos que empiezan una actividad, por lo que es recomendable acogerse a esa llamada tarifa plana.

Añadido a esto, hay que tener en cuenta que debe llevar un libro contable para autónomos y realizar la declaración trimestral. Para una persona con perfil del creativo esto suele ser una tarea muy tediosa, por lo que es recomendable dejar esta tarea en manos de un asesor o gestor.

Como cooperativa

Cuando se está a arrancando hay quien recomienda facturar como diseñador gráfico mediante una cooperativa. Esta es una sociedad mercantil constituida por personas asociadas libremente con el fin de llevar a cabo una actividad comercial. Este tipo de sociedades cuentan con una cuota y tan sólo estarás dado de alta en la Seguridad Social cada vez que factures. A cambio no tendrás la obligación de facturar todos los meses.



Para unirte a estas cooperativas puedes hacerlo de forma online como el caso de Factoo o Cooperativa online. De este modo, si eres diseñador gráfico podrás facturar de una forma fácil y sencilla. Es posible facturar sin ser autónomo utilizando estas herramientas.

Recomendaciones para facturar por el trabajo realizado

Por otro lado, existen otras cuestiones a tener en cuenta a la hora de elaborar una factura para un diseñador gráfico.

Tipo de IVA a aplicar

Esta es una de las dudas más habituales que se suelen tener a la hora de la facturación, el IVA en la factura.  Si se trata de una ilustración, desde 2014 se viene aplicando un tipo impositivo cuando esta se vende. Aunque puede oscilar entre un mínimo del 4% y un máximo del 18%, en función del tipo de proyecto que sea.

Sin embargo, cuando se cede los derechos de autor la factura no tendrá IVA, pero habrá que hacer una referencia a dicha cesión.

En el caso de tener clientes internacionales dentro de la Unión Europea, también se aplica ese 10%. Aunque hasta hace unos años el IVA era del 21%.

IRPF

Otra cuestión a tener en cuenta es la inclusión o no del IRPF. En el caso es autónomo, deberá tributar las ganancias por el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Esta es del 15% de lo facturado. A no ser que se haya comenzado la actividad, por lo que los 3 primeros años este porcentaje es del 7% por ser nuevo autónomo.

Como podemos ver hay que tener varias cuestiones en cuenta a la hora de hacer una factura para diseñador gráfico. Normalmente este no cuenta con los conocimientos necesarios para poder llevar su contabilidad de forma adecuada.

Por eso, es recomendable contar con una plantilla de facturas para autónomos y consultar todas las dudas a un asesor. De este modo, los libros de contabilidad estarán llevados de forma correcta, al día con la legislación vigente y evitaremos caer en algún tipo de ilegalidad.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No