6 errores que la conciliación bancaria soluciona rápidamente

Cómo la conciliación bancaria ayuda al desajuste contable
Ver plantilla premium

¿Quién no ha tenido alguna vez un descuadre en caja o en la cuenta del banco cuando repasamos la contabilidad? Otras veces puede suceder que no sabemos a qué partida corresponden algunos cargos poco definidos en el extracto bancario. Seguro que estas situaciones te son familiares. Fijo que algunas veces, más que un quebradero de cabeza, ha provocado errores de conciliación bancaria.

Cuando gestionamos la contabilidad de nuestro negocio o empresa, una de las cosas que hacemos es recopilar información de todas las operaciones que se generan y acto seguido, pasarlas a contabilidad. No olvidemos que hay que guardar esos soportes para la gestión documental, ya que como sabemos en todos los negocios se reciben gran cantidad de documentos y en diferentes formatos, si a esto le añadimos fechas diferentes en los registros, ya podemos ir viendo que hay un factor de riesgo en las diferencias entre los registros de contabilidad y la documentación que genera estos registros.

El proceso de conciliación bancaria es la más eficaz y principal forma para encontrar esos descuadres o posibles errores en la contabilidad de nuestra empresa, porque siempre hay algún soporte que se pierde o se traspapela o se imputa a una cuenta de gastos diferente.

Aunque mejor veamos primero los errores que la conciliación bancaria soluciona rápidamente.

Errores más habituales en la conciliación bancaria

Sabemos que existen una serie de causas que suelen producir estas diferencias en las conciliaciones bancarias:

Talones, cheques o pagares no liquidados

Como regla general los talones y cheques se contabilizan cuando estos son emitidos, no cuando son cobrados, y por eso suelen ser una de las causas de estos errores de conciliación bancaria, más aún si el beneficiario de uno de esos cheques no lo ha cobrado aún.

Por qué utilizar cheques

Atanas Bezov || Shutterstock

Notas de crédito o débito no registradas

Y tanto las notas de débito como de crédito que la entidad ha cargado o abonado y nosotros las hemos registrado en contabilidad, como ejemplo esto suele ocurrir con los impuestos fijos anuales, que el bando lo ha pagado y nosotros no lo hemos registrado aun en los libros auxiliares o la contabilidad.

No hemos contabilizado algunos gastos o ingresos

Siempre hay posibilidad de olvidar estos registros al no tener los extractos bancarios, facturas emitidas que se han cobrado o bien facturas a proveedores que aun no se han pagado, pero si hemos dado la orden de pago.

Errores al registrar un concepto o valor

¿Quién no ha tenido un “baile” de números? ¿o un fallo al poner la coma donde no correspondía? Seguro que más de uno. Es muy común que haya un descuadre contable en alguna de las cuentas registradas.

Tenemos contabilizados cobros o pagos duplicados por error

Esto suele suceder porque no hemos revisado la contabilidad, para buscar o identificar facturas duplicadas.

Errores de la propia entidad bancaria

Cierto que por mucho empeño que pongamos siempre vamos a encontrarnos con errores, bien a la hora de registrar conceptos y sus valores, una fecha, una coma, imputar ese gasto a una cuenta que no corresponde, mover de lugar los números de una cantidad.



No solo nosotros somos los que cometemos esos errores. Las entidades bancarias también pueden tener errores, bien cuando liquidan o en los cargos o abonos, que lo hagan sobre cuentas distintas que también están a nuestro nombre o de nuestra empresa.

Estos son algunos de los errores que la conciliación bancaria soluciona rápidamente. Como vemos, el objetivo de la conciliación bancaria es poder dar por válidos los saldos contables y  que no existan errores en el registro de las operaciones con el banco. De esta forma veremos que:

  • Los movimientos que aparecen en los extractos bancarios coinciden con los registros en la contabilidad.
  • No nos faltan por registrar operaciones sin su debido soporte documental.
  • Y que tanto los registros de ingresos como gastos corresponden con las facturas registradas en contabilidad.

Pero precisamente para esto, en Factufácil,  tenemos nuestra plantilla de conciliación bancaria. Esta nos ayudará a gestionar de manera más eficiente la tesorería de nuestra empresa. Como ves con la ayuda de nuestra herramienta podrás realizar estos procedimientos de conciliación bancaria mediante procesos automatizados.

 

Bibliografía:

MONTOYA, J, VEGA, MF, GONZÁLEZ, E. La conciliación bancaria: Herramienta de verificación y control de la cuenta contable efectivo. Editorial EAE. ISBN-10: 6202256362

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Plantilla Conciliación Bancaria

Gestiona la tesorería de tu empresa de forma eficiente con esta plantilla de Excel diseñada para mucho más que realizar la conciliación bancaria. Registra todas tus facturas para anotar los gastos e ingresos. Podrás estar al día de los cobros y pagos y gestionar el flujo de efectivo de tu negocio. Realizar la conciliación bancaria será tan sencillo y cómodo como anotar los movimientos de dinero de tus cuentas y relacionarlos con un clic a tus ingresos y gastos. ¡También permite emitir facturas de manera rápida y sencilla! Se guardan automáticamente en PDF en el ordenador. Gracias a su funcionamiento, muy similar al de un programa de facturación ahorrarás mucho en el registro de datos y obtendrás un gran flujo de información. ¡No lo dudes y consigue ganar eficiencia con esta gran herramienta!  Saber más

90,30$ 67,72$ Sin impuestosAñadir al carrito