Pautas para hacer el informe de auditoría

Contenido del informe de auditoria

El informe de auditoría o dictamen de auditoría de cuentas anuales es el documento que va a redactar un auditor, en donde se reflejará la situación económica de la empresa, así como su opinión sobre las finanzas de la compañía.

Este informe va a ser muy importante tanto para la empresa y empleados, así como para los accionistas y entidades financieras, porque va a ser un diagnóstico en el que se reflejará tanto la salud económica, como la viabilidad de la compañía.

En definitiva, el objetivo de cualquier informe de auditoría es examinar las cuentas de la empresa, valorarlas y extraer una valoración sobre el trabajo realizado. Esta última puede ser favorable o no.  Existen cuatro tipos de valoraciones  en las auditorias empresariales:

  • Favorable. En este caso el auditor está de acuerdo con las cuentas anuales y estados financieros.
  • Favorable con salvedades (opinión calificada o cualificada). El auditor muestra conformidad con las cuentas y finanzas, pero señala algunos puntos en las que muestra algunos reparos.
  • Desfavorable. El auditor no está conforme con las cuentas y estados financieros de la compañía porque no muestran la realidad económica de la misma.
  • Denegada. Esta ocurre cuando el auditor no tiene suficientes recursos para dar una valoración sobre las cuentas de la empresa. A este tipo de valoración también suele denominarse “abstención de opinión”.

Contenido del informe de auditoría

Los informes de auditoría cuentan con una estructura determinada que según algunos autores debe contener cuatro párrafos: párrafo de alcance, párrafo comparativo, párrafo de opinión y párrafo sobre el informe de gestión. Sin embargo, pueden darse otros tipos de párrafos. Veámoslos a continuación:



Lo primero que ha de recoger el informe de auditoría es el título o identificación, así como el nombre de los encargados de realizar la auditoría y a quién está dirigida. Una vez cumplimentado esto se pueden dar los siguientes tipos de párrafos:

  • Párrafo de alcance. Se trata de una descripción de en qué ha consistido el trabajo realizado. Se establece el marco de actuación de la auditoría. Esto significa que aquí se indicarán los estados financieros auditados y se hará referencia a las Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGA).
  • Párrafo legal o también denominado comparativo. Las cuentas deben de ser solo del último año. Estas deben reflejar las cifras de balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, así como el cuadro de financiación del año anterior.
  • Párrafo de énfasis. Aquí el auditor señalará aquellos aspectos que le parecen más relevantes de forma objetiva. Esto significa que aún no debe de dar su opinión sobre la empresa.
  • Párrafo de salvedades. En este punto el auditor advertirá si existe algún tipo de estado financiero con el que no esté conforme y justificará la razón. En este caso, sí interviene la opinión que se ha formado de la empresa a través de la auditoría.
  • Párrafo de opinión. En este el encargado de llevar la auditoría expresará su opinión de experto en base a lo analizado. Esto significa que entrará a valorar la contabilidad de la compañía, así como del patrimonio.
  • Párrafo sobre “otras cuestiones”. Este párrafo puede o no incluirse, pero algunos auditores lo emplean para incorporar datos sobre determinados puntos o situaciones con el fin de completar la auditoría.
  • Párrafo sobre informe de gestión. Aquí se señalará si el informe coincide con las cuentas anuales de la empresa o no.

Por último, se recogerá al final del informe los datos de: nombre, dirección y datos registrales del auditor, la fecha en la que se realiza el informe y la firma del auditor.

En resumen, el objetivo de cualquier informe de auditoría es examinar las cuentas de la empresa, valorarlas y extraer una valoración sobre el trabajo realizado. Esta última puede ser valorable o no.

Importancia de la auditoria empresarial

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No