El IVA en las ventas de una tienda online

IVA en el e-commerce

El impuesto sobre el valor añadido o impuesto sobre el valor agregado es una carga fiscal sobre el consumo, es decir, está financiado por el consumidor como impuesto regresivo. Está generalizado en la Unión Europea, y es obligatorio en la mayoría de los casos. En España tenemos un IVA de 21%, y este tipo de impuesto indirecto se percibe por el cliente en el momento de hacer una transacción comercial, sea del tipo que sea. Si tienes un negocio tendrás que saber cómo funciona el IVA en las tiendas online, ya que seguramente la mayoría de tus clientes conocerá este impuesto.

¿Cómo aplicar el IVA en las tiendas online?

Al abrir un negocio online, tienes que tener en cuenta varios factores para que todo funcione correctamente. Inversión, logística del e-commerce, programa de facturación, y demás. Las ventas es el elemento esencial en todo tipo de negocio, y es normal que te preocupe cuando abras un negocio.

En cuanto al IVA en la facturación, existen diferentes tipos de este impuesto que varía en función de cada país, y que a cada producto se le puede aplicar un IVA diferente. Lo primero que tienes que tener en cuenta es si puedes aplicar el impuesto o no. Todo dependerá de dónde se entienda que se realiza la operación, es decir, la regla de localización del IVA. Esta regla pertenece a los artículos 68 y siguiente de la Ley 37/1992 sobre el IVA.

2 casos claros sobre cómo aplicar el IVA en las tiendas online

Existen dos casos claros para saber que hay que hacer para aplicar el IVA en el e-commerce. Si tu comercio online tiene sede en España, y tus clientes son residentes en esta país (Península y Baleares) la aplicación del impuesto es muy sencilla. Siempre tendrás que aplicarlo, pero dependiendo del porcentaje que se aplique a cada tipo de producto.

Puedes aplicar 3 tipos de IVA:

  • el IVA general (21%),
  • el IVA reducido (10%) o,
  • el IVA súper reducido (4%).

Todo dependerá como ya hemos dicho antes, de tu negocio y de tus productos.

Otro caso más complejo de la facturación de las tiendas online son las ventas al extranjero. Si tienes clientes que residen en Ceuta, Melilla o en Las Islas Canarias, el IVA no se aplica, la operación que realizarías cuenta como si fuese una exportación. Si tienes clientes particulares y residen en la UE, las facturas llevarán el IVA correspondiente al producto. Si el comprador es una empresa residente en la UE, no se facturará el IVA ya que se trata de una operación intracomunitaria, pero será necesario que la empresa receptora te proporcione un número de IVA válido.



Emitir facturas siempre es obligatorio, al igual que una copia de esta.

Cómo facturar a clientes extranjeros

Excepciones en la aplicación del IVA en el e-commerce

Facturar al extranjero con una tienda online tiene varios escenarios dependiendo del país, el tipo de cliente que sea (particular o empresa) y el tipo de bien comercializado. Como ya hemos dicho anteriormente, si tus clientes son particulares y residen en un país de la UE, debes aplicar el IVA español que corresponda al producto. Pero existen unas excepciones que debes tener en cuenta.

Si el importe total de las ventas que realizas en ese destino, supera lo pactado con el país receptor, el tipo de IVA que tendrás que aplicar será el vigente en ese país, es decir, donde resida tu cliente. Y para ello, tienes que inscribirte en su país para poder facturar el IVA establecido.

Y si al contrario, si las ventas no alcanza lo pactado, pero decides aplicar el IVA del país de tu cliente, tendrás que registrar a efectos de IVA en ese país. Este caso es interesante cuando el IVA es menor que en España, puede resultar muy favorable.

Cómo declarar los impuestos de la tienda online

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No