Qué es la cuota tributaria en la factura

Qué es la cuota tributaria

Pagar impuestos es común a todos. No importa, el color de la piel, la edad, ni los ingresos. TODOS estamos sujetos al pago de tributos. Sin embargo, la mayoría de las personas los pagan sin saber exactamente qué es lo que están pagando y en concepto de qué. Por ello, vamos a explicar rápidamente dos conceptos básicos: tributo y cuota tributaria en la factura.

¿Sabes lo que es un tributo?

Bien, seguramente contestes que sí pero es probable que lo intercambies por el término “impuesto” y aunque es verdad que están muy relacionados son dos realidades diferentes.
La etimología del término “tributo” proviene del latín y se refiere, básicamente, al pago que se hacía a los señores y reyes a cambio de protección. Su origen, como ves, es bastante antiguo. Actualmente, tiene un funcionamiento muy similar: es el pago que un ciudadano hace a un Estado para que éste le proporcione un serie de servicios.

¿Qué es la cuota tributaria en la factura?

Digamos que es el valor que se obtiene tras haber aplicado un tipo impositivo sobre una base imponible. En España, cualquier transacción deberá incluir la cuota tributaria en la factura (obligatoriamente).

Concepto de la cuota tributaria

A grandes rasgos, la cuota tributaria en la factura es la cantidad de “impuesto” que un individuo tiene que pagar tras la aplicación de una normativa específica, y particularmente, por los pagos a cuenta de obligaciones en razón de la obligación principal. También se le denomina cuota íntegra.

La cuota tributaria permite diferentes variantes en función de la disminución o del aumento que puede aplicarse sobre la misma. Cuando esto ocurre es siempre respondiendo a la normativa de cada tributo. Los tributos a los que más estamos acostumbrados son el IVA en la facturación y el IRPF. Estos tributos los podemos encontrar en las facturas y es uno de los datos obligatorios que debe incluir una plantilla de factura.

Como hemos señalado anteriormente, la cuota tributaria en la factura resulta tras calcular la base imponible y cargargarle un determinado tipo impositivo. Para que quede más claro, una cuota tributaria de un bien (servicio o producto) en donde la base imponible es 100 euros y que debido al tipo de producto (ej. un pantalón) se le aplica un tipo impositivo de 21 % de IVA. En este caso, la cuota tributaria sería: 21 € ya que al aplicar el tipo general saldría esta cantidad.

Ej. David se compra un pantalón de 100 euros (base imponible o precio antes de impuestos) ¿Cuánto cuesta el pantalón con el IVA incluido?



Base imponible (A)= 100 euros Tipo impositivo general (B) = 21 %

Cálculo:
A * B = cuota
100 * 0,21 = 21€
TOTAL= 121 €

La cuota tributaria en una plantilla de factura

Según la Ley relativa a la cuota tributaria tiene que constar de manera obligatoria en cada una de las facturas que una empresa o autónomo emita. Esto es común para toda actividad, salvo alguna excepciones pero de esas no hablaremos ya que son raros los casos.

En una factura tipo, se debe indicar de forma clara la cuota y separada de la base imponible. En consonancia con el ejemplo anterior, quedaría algo así:

  • Base imponible = 100 euros
  • Cuota tributaria = 21 euros
  • Importa final = 121 euros

En la actualidad, es condición indispensable que estas condiciones se reúnan en cada documento. Debido a que según qué tipo de negocio, las empresas deciden contratar programas especiales de facturación que hagan los cálculos de forma automática o plantillas de facturas.

La ley del IVA y la facturación

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No