Qué es un pagaré

Conoce las partes que debe tener el pagaré

El pagaré es un documento por el que una persona física o jurídica se compromete a efectuar el pago de la cantidad estipulada en el documento en una fecha concreta. Dicho de otra manera, es documento financiero donde el receptor del pagaré puede exigir el cumplimiento del pago.

Durante la emisión de este tipo de documento intervienen dos sujetos:

  • El librador Se trata de la persona que emite el pagaré y se compromete a pagar el importe marcado.
  • Beneficiario: Aquella persona que recibirá el dinero de la deuda establecida.

Todos los pagarés cumplen la misma función de dar a la persona que lo recibe el derecho a cobrar un importe fijado en una fecha determinada. Pero no todos los pagarés son iguales y no todos son utilizados en el mismo grado. A continuación vamos a analizar qué requisitos hacen posible que el pagaré tenga validez legal.

Partes del pagaré

Según el artículo 94 de la Ley Cambiaria y del Cheque el formato del pagaré debe ser el siguiente:

  1. Contener la palabra pagaré. Debe aparecer por escrito que se trata de un pagaré. No son válidas otras expresiones como "pagará", "páguese"...
  2. Contendrá la promesa de pago de una cierta cantidad de dinero. Debe estar expresada la cantidad por escrito y en número y debe contener la moneda correspondiente (euros o moneda extranjera).
  3. Tiene que aparecer la fecha de vencimiento. El momento que debe ser abonado la cantidad de dinero debe contar en el pagaré y deberá cumplirse. La fecha no podrá ser alterada ni manipulada y será una fecha realista, concreta y cierta.
  4. Debe asignar un lugar de pago. Será necesario marcar la ciudad y la domiciliación bancaria.
  5. Se establecerá el beneficiario del pagaré. Se indicará el nombre de la persona que hará efectivo el cobro. Los pagarés emitidos al portador son nulos.
  6. Lugar y fecha de emisión. Si no aparece la fecha de emisión el pagaré será nulo.
  7. Firma del emisor del pagaré. Será la persona encargada de pagar el pagaré por ello debe firmarlo de manera manuscrita.

Cuando el emisor del pagaré es una sociedad la persona que lo firma en su nombre debe consignar la denominación de la entidad que representa también. De este modo debe ir el sello de la sociedad junto a la firma. De este modo queda obligado el pago mercantil, si no se hiciera así sería la persona que lo firma quien quedaría obligado a pagarlo a su vencimiento con cargo a su patrimonio particular.



No existe un modelo oficial de pagaré en papel timbrado, por este motivo cualquier documento que reúne los requisitos legales es considerado un documento financiero válido como pagaré. Estos son los requisitos mínimos que debe tener el pagaré, si faltase alguno estaríamos ante un pagaré nulo. Para no cometer estos fallos es muy común utilizar plantillas de pagarés que nos ayudan a emitir pagarés de manera rápida y ágil. Solo tenemos que preocuparnos de rellenar los campos.

Si un pagaré no cumple con los requisitos no tendrá validez legal y por ello no se podrá reclamar por impago o transmitirlo a terceros.