La memoria contable: ¿Qué es y cómo se prepara?

Qué es la memoria contable

La memoria contable es el informe que se incluye junto con las cuentas anuales. Su objetivo es ampliar y comentar los datos para comprender la información presentada en dichas cuentas. En él se recopilan con todo detalle los logros, resultados, hechos y objetivos que son de interés para los accionistas de una empresa.

Asimismo, la memoria contable es obligatorio presentarla en cada ejercicio. Además, ha de incluir datos relevantes tanto cuantitativos como cualitativos. Por otro lado las operaciones empresariales y su entorno cada vez se han vuelto más complejas, por lo que a veces los datos del balance y la cuenta de pérdidas y ganancias son insuficientes.



De ahí que a estos documentos contables se le acompañe de esta memoria con el fin de ampliar y detallar el contenido de estos datos. Aunque también puede contener información que no aparece reflejada en los documentos citados. En definitiva, la memoria contable intenta aportar un retrato fiel de la empresa.

Qué contiene la memoria contable

Tenemos que tener en cuenta que no existe una estructura fija para la memoria contable. Aunque sí debe recoger una serie de contenidos mínimos que deben contar con datos numéricos y sus respectivos comentarios explicativos complementando estos datos.

Existen dos tipos de modelo de memoria: normal y abreviado. Las pymes pueden optar a la segunda opción siempre y cuando cumplan con dos de los siguientes requisitos durante dos años consecutivos:

  • El total de las partidas de activos no supere los 2.373.997,81 euros.
  • El importe neto de la cifra anual de negocios es menor que 4.747.995,62 euros.
  • El número medio de trabajadores empleados en el ejercicio no sea superior a 50.

Modelo abreviado de la memoria contable

La información mínima que ha de incluirse en la memoria contable de las cuentas anuales abreviadas es el siguiente:

  • Actividad de la empresa. Se ha de identificar la empresa, el objeto social y el domicilio.
  • Bases de presentación de las cuentas anuales. En este apartado se ha de incluir los principios contables aplicados, así como los motivos en el caso de que hubieran sido incluidos. Igualmente, se incluirá una comparación de la información del ejercicio anterior.
  • Distribución de resultados. Aquí se explica cómo se distribuirán los beneficios y el posible reparto de dividendos. En este apartado, además, se añadirá el estado contable que indique la disponibilidad de liquidez para dicho reparto.
  • Normas de valoración. Se recogerán todos los criterios de valoración que se hayan utilizado en las distintas partidas y métodos de cálculo de las correcciones de valor. Asimismo, se indicará el procedimiento empleado para contabilizar aquellas operaciones cuyo sistema monetario sea distinto al euro.

Entre estos métodos se recogerán el de:

  • Amortización del inmovilizado (material, inmaterial e inversiones inmobiliarias).
  • Costes de modernización, mejoras y otros aspectos relevantes.
  • Contabilidad de contratos de arrendamiento financiero.

Otros elementos a incluir en la memoria contable

Además de los expuesto anteriormente es necesario incluir otro tipo de datos que manejamos en contabilidad. Son los siguientes:

  • Créditos comerciales (corto y largo plazo) computando su interés.
  • Líneas de descuento.
  • Pólizas de crédito.
  • Impagos.
  • Ingresos y gastos (desglosados).
  • Subvenciones, donaciones y legados, reflejándose el criterio de imputación a resultados.
  • Dotaciones a provisiones (pensiones, etc.)
  • Criterio de contabilización del impuesto sobre beneficios:
  • Activo inmovilizado (entradas, salidas, saldo inicial y saldo final)
  • Capital Social. Se indicará si existen varios tipos de acciones, cantidad y valor nominal.
  • Deudas. Aquí se registrarán aquellas que sean de duración residual con una duración de más de cinco años y las que cuenten con garantía real. Se indicará su forma y naturaleza.
  • Empresas del grupo asociadas (directa o indirectamente) Para las indirectas se tendrán en cuenta que se posea el 3% del capital, coticen en bolsa y el 20% para el resto. Debe registrarse el importe del capital, reservas y el resultado del último ejercicio.
  • Gastos (cargas sociales, aportaciones para pensiones, créditos y provisiones para insolvencias).
  • Situación fiscal. En este punto se anotarán la antigüedad de los créditos con base imponible negativa. Asimismo, se indicará el plazo previsto de vencimiento.
  • Operaciones con partes vinculadas.
  • Plazos de pago a proveedores. Importe de los pagos a proveedores tanto os cumplidos en el plazo como los que se hayan pasado del plazo.
  • Estados contables que no coinciden con los fiscales.
  • Cambios en criterios contables.
  • Corrección de errores.
  • Ampliación de información sobre los resultados.
  • Otra información (en este apartado se incluye información sobre, por ejemplo, el número de personas empleadas en el curso del ejercicio por categorías).
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No