Objetivos de las auditorías en las empresas

Objetivos de las auditorías

La palabra auditoría suele crear cierto nerviosismo en las empresas con tan solo hacer mención a ella. Pero, ¿qué es realmente una auditoría?

Una auditoría es una evaluación de algún aspecto de la empresa, esto es puede analizar los aspectos contables, los de calidad, los de seguridad, etc.

En ella se trata de comparar los aspectos que componen la empresa con las leyes tanto nacionales o internacionales, como con las normas internas de la empresa, para ver las desviaciones que se estén produciendo en los mismos y tomar medidas para corregirlas.

Por tanto, una auditoría va a permitir a la empresa llevar un mayor control de la misma así como va ayudar a detectar fallos. De este modo, podrán realizarse las mejores necesarias que le permitirán a la empresa seguir. Asimismo, la auditoría te va a permitir conocer el estado real de la empresa en general para mejorar la gestión empresarial.

En definitiva, una auditoría es un examen y control de la situación económica de la empresa. Posibilita conocer qué cosas pasan, qué cosas están haciéndose bien y qué cosas se están haciendo mal, cómo se puede mejorar en cualquiera de esos puntos clave que se detecten y planificar una estrategia más adecuada y plasmarla en el plan estratégico del negocio.

Aunque también debemos de tener en cuenta que ahora son muchos los aspectos que se pueden auditar en una empresa, sin qué la auditoría sea de carácter general. Esto significa que se pueden realizar controles de algún departamento o sector de la empresa concreto.

Por otro lado, podemos diferenciar entre auditoría interna y auditoría externa. La primera es que está realizada por un auditor independiente que no forma parte de la empresa y la segunda es que es la propia empresa la encargada de realizar ese examen para conocer de primera mano el estado real de la empresa.

Gestiona con éxito una auditoría interna gracias a Excel



Para que sirven las auditorias de las empresas

Los objetivos de una auditoría es conocer de forma detallada todos los aspectos que componen un proceso de la empresa. Pero, como ya indicamos anteriormente, también se puede hacer referencia a aspectos concretos de la empresa para ver cómo se están desarrollando. La importancia de la auditoria empresarial es tal que en algunos casos es de carácter obligatorio.

Así, los objetivos de una auditoría pueden hacer referencia entre otras cuestiones a:

  • Identificar la situación actual y exacta de la empresa de manera general o en algún aspecto en concreto.
  • Otorgar credibilidad y confianza a la empresa frente a posibles inversores o entidades bancarias.
  • Descubrir fraudes que se estén dando la empresa y que no teníamos conocimiento de ello.
  • Tomar nota de errores técnicos que se estén llevando a cabo.
  • Revisar la legalidad de todos los productos y actividades de la empresa.
  • Comprobar si el sistema de trabajo de la empresa esté siendo eficaz y eficiente.
  • Recoger la máxima información posible que nos permitirá tomar mejores decisiones que nos ayudarán a mejorar el rendimiento y la productividad de la empresa.

En definitiva, una auditoría se realiza para probar si una empresa cumple con sus obligaciones, tiene al día el estado de sus cuentas anuales y como la empresa explota todo su potencial en su ejercicio diario.

Cómo puedes ver un auditoría te va a permitir estudiar lo que se está haciendo en la empresa, tanto bien como mal. De este modo, podrás corregir o atajar aquello que puede generar problemas a futuro.

Muchas empresas no prestan atención a las auditorías no le dan la suficiente importancia y no suelen hacer este tipo de estudios. Sin embargo, creemos que realizar una auditoría te va a permitir a analizar y valorar los pasos a seguir en el crecimiento y desarrollo de tu actividad empresarial.

¿Alguna vez ha realizado tu empresa una auditoría? ¿Crees que merece la pena este tipo de análisis de tu actividad empresarial?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No