Qué es un sistema de inteligencia de negocio

Qué es el BI en la empres

Todos hemos oído hablar alguna vez del término en inglés Business Intelligence (BI). Pero puede que nos surjan dudas sobre qué es exactamente.

Qué es el business intelligence

Por business intelligence (inteligencia de negocio en español) se entiende el uso de una serie de herramientas y estrategias que sirven para transformar la información que recibe la empresa en conocimiento. Esto nos ayudará a tomar mejores decisiones en la gestión empresarial de un negocio.

Se trata de recopilar la información que podamos sobre el mercado en el que nos movemos, de sus clientes, de nuestros competidores e incluso hasta de los empleados. Todos esos datos los procesaremos. De esta forma nos haremos una idea clara de cómo está dicho mercado, para tomar decisiones fundamentadas en datos sobre las actuaciones futuras de la empresa.

También se manejan datos sobre la propia compañía. Algunos de estos datos empresariales pueden ser, entre otros:

  • Capacidad de producción.
  • Indice de aceptación entre los clientes de los productos.
  • La organización de los productos.
  • Devoluciones o reclamaciones.

Estos datos que se obtienen pueden venir de:

  • Informes internos de la empresa
  • Datos de producción que nos pasa cada departamento
  • Libros de contabilidad
  • Recortes de periódicos.
  • Datos de Internet.

Hoy en día la mayor parte de las empresas tienen página web o e-commerce o están en las redes sociales. Desde la red de redes podremos obtener no solo datos de nuestra propia empresa, sino también de la competencia.

De aquí se puede deducir que la recopilación y manipulación de los datos que se obtienen, para su análisis, es un proceso muy complejo. Esto es debido a que se manejan datos de muy diversa índole. A esto tenemos que añadir que los datos que pueden ser más o menos fiables. Un informe de la producción anual de nuestra empresa está claro que es un informe objetivo. Pero un artículo de un competidor que dice que ha sacado un nuevo producto y que espera obtener unas ventas X, ¿se puede manejar e incorporar a nuestros informes de business intelligence de la misma forma?

Esta complejidad es la que ha hecho florecer dentro del mercado una gran cantidad de herramientas de business intelligence. Entre las herramientas más destacada para analizar los datos se encuentran los dashboards empresariales.

El origen del BI

Desde el año 1865 ya se tiene constancia del uso del BI. Sin embargo, la enciclopedia Cyclopaedia of Commercial and Bussiness Anecdotes no lo considera como tal hasta el gran avance tecnológico en el mundo informático. Un avance sobre todo en la gestión de las bases de datos. Según esta enciclopedia es en ese momento cuando se puede empezar a hablar del BI tal y como lo conocemos en la actualidad.



Las primeras herramientas de BI que surgieron requerían acudir a servicios especializados, ya que eran difíciles de utilizar.

A partir del año 2000, se empezaron a presentar soluciones de BI. Éstas tenían como objetivo que herramienta pudiera ser utilizada por cualquier persona que no poseyese conocimientos de informáticos.

Uno de los grandes problemas hoy en día dentro del business intelligence, es que se ha incrementado el número de fuentes desde la que se pueden obtener los datos necesarios. Esto hace que la tarea de extracción de datos sea una actividad muy complicada.

Otro gran problema surge del hecho de que las soluciones de BI deben ser rápidas y fáciles de usas por cualquier persona. Además, también deben proporcionar información segura, por lo que combinar estos dos aspectos no es una tarea fácil.

Para solucionar estos dos aspectos las distintas herramientas de Business Intelligence que existen hoy en día son herramientas muy potentes. Permiten manipular gran cantidad de datos de múltiples fuentes. Asimismo posibilitan extraer de ellos, otros datos que permitan a las empresas mejorar en sus procesos de toma de decisiones. Un dashboard o cuadro de mando puede leer de diferentes fuentes y mostrar toda la información en un único panel.

Dentro de las ventajas que se obtienen cuando se usan herramientas de BI destacan la capacidad de analizar conjuntamente datos internos y externos. Así, conseguiremos hacer un análisis más profundo de los mismos. Otra ventaja es la que se puede consultar ese análisis hacia el pasado gracias a las series históricas. Y por último, pero no menos importante, está la ventaja de que nos permite realizar pronósticos de futuro.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No