¿Qué es un organigrama de tipo integral?

Organigrama integral

Los organigramas de tipo integral o también conocidos como organigramas generales se encuentran dentro de los organigramas empresariales diferenciados por el contenido que albergan. En esta caso el organigrama representa de manera gráfica todas las unidades de producción o elementos administrativos que forman el negocio. Se trata del organigrama empresarial genérico.

Objetivos de los organigramas generales

Los organigramas son la representación gráfica de la estructura interna de la empresa, cuando se representa la totalidad de la empresa se conocen como organigramas integrales o generales, mientras que si representan un área o departamento concreto se denominan organigramas funcionales o de puestos.

La representación de la empresa mediante diagramas permite conocer la magnitud que tiene una empresa. Determina todas las áreas, departamentos y elementos de un negocio así como la relación que les une y la fuerza de trabajo que posee. Permite conocer la cadena de autoridad y la comunicación de cada elemento que forma el organigrama de la empresa.



El organigrama general se basa en una estructura formal que permite dividir el trabajo, la autoridad, delegación tramo de control y equidad de la carga de trabajo.

Cómo diseñar un organigrama integral

Todas las empresas deberían tener al menos un organigrama integral o general y otros más específicos. Resulta realmente útil para conocer el esquema de la empresa y la totalidad de la misma. Pero, ¿cómo se hace un organigrama general? Antes de ponernos a crearlo es necesario conocer toda la empresa. Al tratarse de un resumen perfecto de la compañía necesitaremos disponer de información relacionada con todos los miembros de la compañía, por ello, el departamento de Recursos Humanos es el idóneo para crearlo.

El organigrama general suele diseñarse utilizando como base el organigrama de tipo vertical o el organigrama de tipo por bloques. Esto se debe a que es más fácil de estructurar y definir cada área. Si estamos ante un negocio de gran envergadura resultará complicado incluir todas las áreas de la empresa en organigramas menos estrictos y fluidos como el organigrama de tipo circular.

La gestión empresarial está virando por una estructura que apuesta por los trabajadores y su capacidad de autogestión. Esta gestión es propia de la estructura horizontal, por ello una buena manera de plasmarlo en diagramas y esquemas es mediante un organigrama de tipo horizontal o la combinación de varios como el organigrama de tipo mixto.

Ventajas de los organigramas integrales

¿Por qué tenemos que hacer un organigrama general de la empresa? Te contamos algunas de las ventajas que tiene:

  • Representa la totalidad de la empresa en un esquema fácil de leer. Es como una fotografía de toda la empresa.
  • Es un documento de Recursos Humanos valioso para saber todas las áreas y puestos que hay en la empresa
  • Se puede medir la fuerza de trabajo de la compañía
  • Sirve para determinar el poder de mando
  • Identifica si falta algún área sin autoridad
  • Organiza el trabajo de todas las unidades de la empresa
  • Permite a los nuevos empelados conocer la magnitud de la compañía

Desventajas de los organigramas integrales

Al tratarse de un organigrama de carácter general es evidente que tendrá desventajas frente a otros mucho más específicos.

  • No es posible determinar funciones de todos los elementos del organigrama
  • No profundiza en las áreas de la empresa
  • Es difícil de crear al contener toda la información de la empresa
  • También resulta complicado de entender si la empresa es muy grande

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No